Silencio y olvido

Que los glaciares del olvido me arrastren y me pierdan, despiadados.

Jorge Luis Borges, “He cometido el peor de los pecados”

 

Las antiguas luces de los esplendores juveniles ya se van apagando.

Estoy aquí. Presintiendo mi hora.

No hay dolor. No hay remordimiento.

Sólo la inmensa paz de quienes ya no esperan.

El silencio es un suave manto que arrulla el ser.

Quisiera despojarme para siempre de la memoria.

Para ser solo olvido y vacío.

Una pura libertad sin pasado, sin presente, sin futuro.

Ya los vientos azules me cubren de nieves.

Es el tiempo que me envuelve en su inexorable magia.

Adiós a las alegrías infantiles.

Adiós al amor materno que alguna vez fue.

Adiós a los perfumes alados del amor.

Adiós al brillo refulgente de la pasión.

Irme solitario por el viejo camino.

En pura paz.

En puro silencio.

 

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar