Tu nombre en la arena. Elogio de una vieja canción adolescente

Tu nombre en la arena es una vieja canción que escuché en mi adolescencia.

Escrita e interpretada por Carlos Barocela, un inspirado cantautor otrora conocido como “el poeta de Villa Gesell”, la canción narra con exquisita belleza y gran sentimiento el vano intento de búsqueda de un nombre escrito en la arena.

Tu nombre en la arena es una hermosa canción que trata sobre  una de las variantes más melancólicas de los amores condenados a morir: los enamoramientos fugaces en playas de verano.

El contraste entre la playa plena de los amores dulces y la playa seca de los otoños de ausencia,  representa  la geografía inevitable para esa suave tristeza que llamamos melancolía.

La escritura de un nombre en la arena quizás sea el sutil anticipo de la desdicha que se avecinará. El viento, el agua y, en fin, el impiadoso tiempo tejerán sus inexorables efectos.

El regreso del amante que vuelve a buscar lo que ya es ausencia, es sólo la consumación de esa anterior escritura, hecha de fugacidad y de nada.

Pero la extraña paradoja de esos nombres escritos sobre arenas volátiles es la huella indeleble que surcan en el corazón de los enamorados que los escriben.

Casi sin decirlo Tu nombre en la arena nos recuerda  ese dulce misterio del amor.

Y esa es su singular belleza.

 

 

Tu nombre en la arena

Letra y música: Carlos Barocela

 

Surge tu voz de la noche callada,
nombrándome las cosas que nombraba.
Mientras el mar besa una playa ajena
yo busco en vano tu nombre entre la arena
yo busco en vano la voz de tu verano
y aquellas noches anchas bajo el cielo
cuando tu piel se acostumbro a tu mano
y mi frente a la sombra de tu pelo
y hay tanta adolescencia apresurada
y tanta soledad arrepentida
que estás aquí y aunque no estás conmigo.
vuelvo a encontrar
tu corazón amigo
junto a las cosas que tocó tu vida.
Y hasta en el cielo la cruz del sur evoca
antiguas alegrías que se han muerto
y el faro al sur es una estrella rota
que nombra la vigilia de algún puerto
y hay tanta adolescencia apresurada
y tanta soledad arrepentida
que estás aquí
y aunque no estás conmigo
vuelvo a encontrar tu corazón amigo
junto a las cosas que tocó tu vida.

|

Comentarios

el nombre es algo que nos marca todo nuestro camino, escrito o no en la arena, está escrito en nuestra vida.

Responder

el amor adolescente

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar