Reminiscencia sobre el amor y la soledad en noche de invierno

¿Por qué será que los ocasos del amor apagan las luces del alma?

Los acasos del amor, los quizás, los podría ser, los algún día.

Tal vez deberíamos poder vivir varias vidas para poder vivir aquello que no pudo ser.

Tal vez deberíamos vivir varias vidas para curarnos de las heridas del amor.

A veces está todo. Pero no hay nada. El vacío es esa extraña fuerza que nos impulsa a tocar esa puerta. A abrir ese horizonte. A surcar el abismo.

Los abismos de los corazones. La imposibilidad de comunicarse. El milagro del encuentro. Somos tan complejos que el

(Leer más)

"Yo lo hice". La grácil certidumbre de la autorrealización

En la última escena de “1492”, película sobre la vida del descubridor de América, un Cristóbal Colón ya anciano asiste al acto en que la corte del reino español reconoce a Américo Vespucio como el auténtico descubridor de América

Al finalizar el acto, Francisco de Bobadilla, su eterno rival, cruza una mirada con Colón que parece decirle: “Finalmente, te he vencido”. Colón, con serenidad y firmeza, simplemente le responde: “Yo lo hice”. Bobadilla, guarda silencio.

Lo que conmueve de la escena no es tanto su faz visible, sino lo que se intuye que sucede en el interior de ambos rivales.

(Leer más)

Encuentros y abismos

Fiel a su rito, aquella noche Carlos acudió a aquel privado.

Una tras otra, las tres mujeres se fueron presentando.

Mariana fue la primera. Para Carlos fue suficiente. Con amabilidad, cumplió el ritual con las dos restantes.

Había algo en Mariana que lo hizo sentir tranquilo. Una tenue sonrisa. Una alegría juvenil.

Cuando la secretaria le preguntó, Carlos la eligió sin dudar.

Mariana volvió y Carlos sintió que era otra. Una distancia fría parecía envolver la situación. Era evidente que ese hielo partía de Mariana.

En vano Carlos intentó distender a través de algunas palabras. Mariana respondió con una cordialidad

(Leer más)

La ventana Johari: un esquema sencillo para advertir las complejidades de la mente

Leemos en Wikipedia que “La ventana de Johari es una herramienta de psicología cognitiva creada por los psicólogos Joseph Luft y Harry Ingham —las primeras letras de cuyos nombre conforman la palabra Johari— para ilustrar los procesos de interacción humana

 La ventana Johari es un esquema de clasificación (en rigor, un cuadro de doble entrada) que permite distinguir diferentes zonas (ventanas) de la mente humana.

 El esquema es extremadamente sencillo: se trata de distinguir, por un lado, las partes de la mente que son auto-conocidas para la persona misma y, por otro, aquellas porciones que son conocidas o no por

(Leer más)

Comentarios recientes

Cerrar